Posiblemente mientras lees este post del blog estás cómodamente sentado, puede que en el trabajo o quizá recostado en el salón. Así que aprovechándolo os hablaremos hoy de las sillas más famosas en el mundo. Bien es cierto, que en muchas ocasiones los diseñadores, arquitectos y artistas han querido llevar a cabo su particular visión de cómo debe ser una silla. Son muchas las opciones para diseñar una silla, pero no hay que olvidar que el objetivo es que sea cómoda a la hora de sentarse en ella. Muchas de estas sillas se han vuelto intemporales y su importancia y belleza han traspasado los años. Esperamos que os gusten las que hemos elegido.

Silla nº 14, también conocida por silla Thonet o bistro fue diseñada en 1859. Su creador Michael Thonet pasó a la historia por ser el primero en conseguir curvar la madera con vapor para realizar el respaldo. Considerada un clásico del diseño y elegida la mejor silla diseñada por infinidad de profesionales, la Nº14 estaba confeccionada por madera de haya dividida en seis piezas, diez tornillos y dos tuercas, y ha conseguido vender millones a lo largo de su vida.

Thonet nº 14

Silla Barcelona, creada en 1929 de las manos de Mies van de Rohe, se ha convertido en icono modernista. Representa el espíritu que el arquitecto transmitía a todas sus obras. Realizada inicialmente con acero cromado en su estructura y cojines de cuero de piel de cerdo, modificó posteriormente los materiales para poder ser producida en masa. No importa los años que pasen, esta silla sigue dotando al lugar donde se sitúa de elegancia y sofisticación además de modernidad.

Silla Barcelona

Silla RAR Eames, creada en 1948 mano a mano por el matrimonio Eames. La principal novedad de esta silla que además es mecedora es que fueron los primeros en utilizar la fibra de vidrio como material para sus creaciones de muebles. Como arquitectos que eran sintieron una necesidad de diseñar una silla que combinara sus pasiones. Por ello la estructura de las patas está inspirada en la Torre Eiffel.

RAR EAMES

Silla Hormiga, data de 1951, y creada por Arne Jacobsen (el mismo que la silla Huevo), fue un encargo para el ayuntamiento de una localidad danesa, aunque más tarde también formó parte de una cadena de cafeterías. Las principales características de esta silla son la facilidad en el transporte, la estabilidad, y como tenía tres patas, se podían mover los pies debajo de la silla. El diseño que asemeja a una hormiga levantando la cabeza, se produce en madera laminada en negro y patas de plástico (la inicial) y de acero (las actuales).

Silla Hormiga

Sillas que durante todos estos años su leyenda e importancia han ido creciendo, que han decorado miles de casas y se han convertido en objetos de culto. Porque la decoración también tiene una parte de arte.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar